Obediencia canina

adiestramiento en obediencia canina. Enseña a tu perro a ser obediente

Perro obediente, perro a salvo.

Obediencia canina: un perro educado corre menos riesgos.

Obediencia canina en Alicante, Badajoz, Cádiz, Castellón, Córdoba, Granada, Huelva, Sevilla y Zaragoza.

El perro doméstico es hoy parte de nuestra familia, un miembro más en nuestro hogar. Por ello a veces resulta desolador comprobar que éste muestre una conducta desobediente y desafiante a cuanto le pedimos. No importan nuestros esfuerzos y/o gritos, cuando se escapa, perdemos el control. Pero podemos instruirles en obediencia canina.

En ocasiones olvidamos que perro y ser humano pertenecen a especies diferentes que conviven diariamente con lenguajes distintos. El adiestrar en obediencia trata de tender un puente de entendimiento entre mascota y humano, de crear vínculos afectivos basados en el respeto mutuo y la satisfación de las necesidades del otro. Un perro que tira de la correa constantemente, que se escapa o que no acude cuando le llamamos no es un perro malo pero no está educado. No existe un perro malo, tan solo perros sin enseñar o perros con algún problema.

Un perro sin educar dificulta a sus propietarios el pasear de forma armoniosa y puede poner trabas a su convivencia diaria. Por ello, el adiestramiento en obediencia no busca instaurar una dictadura del hombre sobre el animal, sino potenciar ese feeling que de seguro ya existe entre tú y tu perro. Nuestro trabajo consiste en potenciar ese vínculo para lograr que ambos os diviertais y admireis mutuamente. Todo ello con la finalidad última de establecer un entorno de control y seguridad, tanto emocional como física, que minimice riesgos a la hora de pasear y convivir con nuestro perro.

Los ejercicios que forman parte de lo considerado como Obediencia Básica son:

– Sentado

– Tumbado

– A mi lado

– Ven aquí

– Espera

– No tirar de la correa

– Que no suba sobre las visitas

– No robar comida

– Que no suba al sofá

– Que acuda a su cama