Alimentos peligrosos para perros

productos que pueden dañar a tu mascota

Qué alimentos son dañinos para perros

Todo aquel que tiene perros sabe que su peludo amigo es un gran glotón, un pozo sin fondo que espera con ansia que les demos unas migajas de nuestro menú.

Pero debéis saber que no pueden comer de todo. Algunos alimentos pueden ser terriblemente perjudiciales para los perros.

Yo creo que casi todos los dueños de perros hemos pecado alguna vez (por no decir muy a menudo) de hacer entrega a nuestra mascota de algún bocado de nuestro plato. Incluso hay personas que no diferencian la alimentación del animal de la suya propia y les dan de comer exclusivamente restos de comida. Ellos encantados, claro, porque les atrae el aroma, pero no pueden prever las terribles consecuencias que les puede ocasionar. Los humanos sí que podemos, y es nuestro deber y responsabilidad asegurarnos que le evitamos intoxicaciones o daños en los órganos.

Muchos veterinarios y expertos en nutrición mantienen encendidos debates sobre algunos de estos alimentos, pues en algunos casos hace falta una cantidad muy elevada de ellos para hacer enfermar a un perro, pero otros, sin embargo, son dañinos en cantidades muy pequeñas.

Tenemos a nuestra disposición diferentes opciones alimenticias para nuestros perros: los piensos procesados, la dieta Barf, la dieta Yum, los alimentos deshidratados o incluso la comida cocinada por nosotros mismos, opciones, todas ellas, sanas y beneficiosas para nuestros perros, pero lo que sí debemos comprobar es que su composición está libre de la presencia de:

Cebolla

Debemos mantener la cebolla lejos del alcance de nuestros perros, especialmente en su estado crudo, no cocinado. La cebolla contiene Tiosulfato de Sodio, un componente que puede causar una severa intoxicación y anemia en los perros. Esta sustancia puede dañar seriamente a los glóbulos rojos de la sangre del perro, dejándolo muy débil. Si el perro consumiera una cantidad elevada o durante un tiempo muy prolongado, posiblemente sea necesario realizarle transfusiones de sangre para tratar su recuperación.

No debemos alertarnos porque consuma una pequeña cantidad de forma poco frecuente, pero es conveniente, si podemos tener control sobre ello, evitárselo. Desde luego, considerar este vegetal como parte habitual de su dieta es un verdadero atentado a su salud.

Los síntomas de la intoxicación causada por la cebolla no son inmediatos, pueden tardar entre dos y cuatro días en aparecer. Si le notáis más aletargado de lo habitual, tiene una repentina pérdida de apetito o su orina tiene un color mas rojizo que de costumbre, visitad con urgencia a vuestro veterinario de confianza.

La cebolla también es perjudicial para gatos, roedores y otros animales domésticos.

Ajo

El principio por el cual el ajo es perjudicial para los perros es el mismo que el de la cebolla, el Tiosulfato de Sodio y su capacidad para causar una fuerte anemia y otros problemas gastrointestinales a nuestro perro. El organismo de los perros y de los gatos procesa es Tiosulfato con gran dificultad, lo que conlleva que se acumule y cause estos problemas.

Hay diferentes variedades de ajo, algunas con sabor mas fuerte que otras, y cuanto más fuerte, mayor es su capacidad tóxica. Así que mejor no arriesgar y no dar a consumir este producto, tan valioso para los humanos pero peligroso para los animales de compañía.

Al igual que en el caso de la cebolla, los efectos de los estragos del ajo no se muestran inmediatamente, sino con el paso del tiempo, quizá hasta algunas semanas. El color de la orina se torna naranja intenso o rojo muy oscuro, en lugar del amarillento habitual.

Chocolate

El chocolate es el gran enemigo del perro, porque en su composición hay una sustancia, llamada Teobromina, que estimula el sistema nervioso central y cuya enzima no puede ser sintetizada por el organismo de los cánidos. Por tanto se convierte en un agente tóxico para ellos. La teobromina es una sustancia presente en la propia planta del cacao, por lo que no existe ninguna variedad de chocolate que no la contenga. A decir verdad, cuanto mas puro sea el chocolate, mayor nivel de Teobromina contiene: el chocolate negro contiene hasta 10 veces más que el chocolate con leche.

El chocolate puede causar broncodilatación y severos problemas cardiovasculares. Se estima que una cantidad tan pequeña como la de seis gramos por cada kilo de peso del perro ya puede ser letal. Es decir, que un perro de unos 10 kilos podría llegar a morir por tan solo comer unos 60 gramos de chocolate: Una chocolatina individual tiene un peso medio de unos 50 gramos, por lo que una simple unidad podría acabar siendo letal para nuestros peludos.

Los síntomas más comunes del envenenamiento por ingesta de cacao son fuertes diarreas que pueden llevar a la deshidratación, vómitos, incontinencia urinaria, espasmos y convulsiones, temblores, alergias respiratorias, aumento del ritmo cardiaco o de la frecuencia respiratoria y un aumento generalizado de la actividad del perro, que se muestra incapaz de mantener la calma a causa del dolor. Si no se trata con urgencia, puede entrar en coma y morir.

Aguacate

Este fruto contiene una sustancia, llamada Persin, que es muy venenosa para un gran número de especies animales, entre ellas, los perros. Su peligro es total, pues no se encuentra tan solo en la carne comestible, sino en toda la planta: tallos, semillas, hojas y frutos. Afortunadamente, para que el consumo de este fruto sea letal es necesario ingerir una cantidad exageradamente alta del mismo.

Pero su peligro no solo radica en el Persin, sino también en su hueso, cuyas dimensiones hacen que sean fácilmente tragados por el perro y pueden provocar una obstrucción intestinal o asfixia.

Los síntomas de la intoxicación por Persin pueden variar de un perro a otro, pero suelen conllevar dolores gastrointestinales, diarrea, alta y densa mucosidad o problemas respiratorios.

Uvas y Pasas

Aunque existen diferentes opiniones veterinarias acerca de la causa por la que las uvas, tanto frescas como pasas, son dañinas, todos coinciden en que lo son y mucho. Solo una pequeña cantidad, como 10 o 12 uvas, pueden causar una severa insuficiencia renal. A consecuencia de ella, y en el transcurso de un día, el perro puede mostrar fuertes vómitos, mostrarse letárgico y aparentemente deprimido. También se puede mostrar deshidratado, con la piel tensa y sin querer alimentarse. De no ser tratado con urgencia, nuestro perro podría fallecer tras tres o cuatro días.

Café, té y bebidas con cafeína

Aunque nos cueste imaginar que nadie le de café a su perro, sí que puede ser más factible imaginar que éste lo consuma aprovechando un despiste de su amo. La cafeína contiene un estimulante llamado Xantina Metilada, que en grandes cantidades ataca al sistema nervioso y puede causar la muerte del perro. Una vez más, el síntoma mas común de que le ha afectado es el de los vómitos, pero esta vez unido a una gran actividad cardiaca, jadeos y agitación. El peligro está presente en cualquiera de las formas del café: en grano verde, en grano tostado o en bebida.

Otros productos como el o bebidas “energéticas” (como el Burn o el Red Bull) también son terriblemente dañinos y debemos mantenerlos lejos de nuestros perros.

Alcohol

Los perros tienen un peso mucho menor que los humanos (por lo general), por lo que la proporción de alcohol tolerada por ellos es mucho menor. Por tanto, los efectos perniciosos sobre el hígado o el cerebro que provoca el vino, la cerveza o cualquier otra bebida alcohólica son idénticos que los que producen en personas, pero se necesita mucho menos cantidad para de hacer daño. Sólo un poco  puede causar vómitos, diarrea, depresión del sistema nervioso central, problemas de coordinación, dificultad para respirar, coma y hasta la muerte. Y mientras más pequeño es el perro, mayor será el efecto.

Todas las bebidas alcohólicas contienen Etanol, que es venenoso para los perros. Tras el consumo se pueden presentar síntomas como cambio en el comportamiento, excitación, depresión, problemas para respirar, jadeo excesivo, el olor de alcohol en su boca, y micción excesiva. 

Cabe subrayar que la levadura de cerveza en polvo sí que es beneficiosa tanto para el pelaje como para el tracto digestivo.

Leche y algunos productos lácteos

La gran mayoría de los perros son intolerantes a la lactosa, dado que su organismo va perdiendo la facultad de procesarla conforme van alcanzando la edad adulta. Una vez superada la fase de lactante, no tienen las enzimas necesarias para disolver el azúcar presente en la leche, y su consumo puede provocar diarreas, vómitos y otros problemas gastrointestinales, aunque los daños no tienen por qué ser permanentes ni de mucha gravedad.

Para procesar la lactosa, el organismo de los perros emplea la enzima Lactasa, que se encuentra en el intestino delgado. Si el animal no tiene Lactasa suficiente no podrá procesar las moléculas de azucar presente en la leche y los productos lácteos.

Como os decimos, el que la leche sea perjudicial o no depende de si existe o no intolerancia, así que lo que podéis hacer es ofrecer un par de trocitos muy pequeños de queso y observar a lo largo de un par de días si sus heces presentan diarrea o algún tipo de empeoramiento. También podéis darle quesos sin lactosa, de los cuales se dispone de una mayor gama cada vez.

Desde E-dog esperamos que toda esta información te ayude a disfrutar con tu perro!

¿Estás buscando un adiestrador o educador canino?

¿Quieres saber muchas más cosas sobre perros?

Agility: disfrutando con tu fiel amigo

El Agility es un deporte canino cada día más disfrutado. Su origen Esta disciplina deportiva tiene su origen a finales del año 1977 y como se puede observar, nos recuerda a las pruebas de salto hípicas. Sus creadores, John Varley, miembro del comité organizador de la...

Deportes caninos I: el Mushing

Queremos hablaros de deportes caninos. A lo largo de una serie de artículos os mostraremos los diferentes deportes caninos que podéis practicar hoy día. ¿Tu perro y tú compartís el que tenéis mucha energía? ¿Buscas formas de divertiros juntos haciendo las mismas...

Segundo programa de Perros, Gatos y Bichos Raros

Perros, gatos y bichos raros #2 "A perro flaco todo son pulgas". Ya podéis disfrutar el segundo programa del podcast de Lorena Gil y Eduardo Ortega. Cada semana, y a lo largo de más o menos una hora, nos hablarán de cosas que nos interesan mucho a los propietarios de...