Modificación de conducta canina

Especialistas en modificación de conducta canina en Alicante, Badajoz, Cádiz, Castellón, Córdoba, Granada, Huelva, Sevilla y Zaragoza

  • ansiedad-por-separacion
  • ejemplo-anuncio
  • exceso-de-ladridos
  • gestion-estres
  • perro-agresivo
  • problemas-orina
  • problemas-de-convivencia

No es un perro malo, tan sólo tiene un problema de conducta

Cuando adoptamos a un cachorro siempre soñamos con una convivencia idílica, con un peluche con el que jugar, con un compañero que nos defienda de los peligros o con un tutor que infunda un poco de responsabilidad en nuestros hijos. Desgraciadamente esto no siempre sucede como soñábamos. A menudo nuestra ansiada relación de amistad se ve empañada por hábitos y conductas inapropiadas que nos causan incomodidades o incluso momentos de peligro. Es entonces cuando la mayoría de los propietarios buscan la solución a su problema: adiestrar el perro.

¿Cuando tenemos que hablar de problemas de conducta? Cuando la conducta habitual del animal hace peligrosa, molesta o inconveniente la vida cotidiana, para sí mismo, para otros animales o para las personas que conviven con él. Las herramientas que poseemos los adiestradores para paliar los efectos de estos problemas son las Técnicas de modificación de conducta, que se aplicarán tras haberse descartado cualquier problema veterinario.

Los miembros de E-dog Adiestradores caninos tenemos una gran experiencia en tratar problemas como:

perro-agresivo

Agresividad canina

El perro genera peligro.

Hay clasificadas diferentes tipos de agresividades y es muy importante reconocer cual muestra el perro para poder identificar las causas, diagnosticarlas y tratarlas adecuadamente.

Agresividad competitiva

existe algo o alguien por lo que competir. La causa de que el perro sea agresivo puede ser un objeto (una pelota), un lugar (su cama), comida o una persona (el dueño).

Agresividad dominante-jerárquica

este tipo de agresividad parece no tener (a nuestros ojos) una provocación aparente. Se fundamenta en que el animal se considera en una posición superior a sus propietarios dentro de la jerarquía familiar y ciertos comportamientos humanos le “degradan”, lo que provoca su enfado, llegando incluso a morder.

Agresividad inter-sexual

este tipo de hostilidad se establece entre perros del mismo sexo y de un nivel jerárquico similar. Aunque se suele asociar este tipo de agresividad con la territorialidad y la lucha por la reproducción, también puede estar causada por falta de una adecuada socialización durante la etapa de cachorro.

Agresividad maternal

Esta agresividad aparece con el parto de los cachorros, y responde al instinto que tiene la madre de proteger a su progenie. Esta conducta, aunque es pasajera, puede mantenerse hasta la separación definitiva de los cachorros.

Episodios de agresividad por miedo

Infundida por un temor, esta agresividad tiende a aumentar dado que su actitud le suele proporcionar su propia recompensa. Si un perro que muerde cuando alguien quiere tocarle logra que éste se aleje, aprende que la conducta (el morder) le proporciona lo que necesita (que se aleje la fuente de su miedo). Después de experimentar varias veces la agresividad con el mismo resultado, la mente del animal establece que esa es la forma adecuada de mantener alejado a aquello que le da miedo: atacarle.

Agresividad por dolor

Es la causa más frecuente por la que los perros muestran conductas agresivas. Este tipo de agresividad suele ser un acto instintivo de auto-defensa, no algo deseado y provocado por el animal. Desgraciadamente, algunos perros que han sufrido mucho dolor en el pasado continúan padeciendo lo que se llama “recuerdo de un dolor”, y atacan no por sentir dolor, sino por temor a que el dolor regrese.

Agresividad depredadora

Este comportamiento está relacionado con el instinto natural de caza de los perros. En las razas que han sido seleccionadas para dar caza a piezas pequeñas no suele mostrarse agresividad, pues actúan en solitario y por tanto la presa no ha de ser disputada (como los galgos o los pointer), mientras que algunas razas que han sido seleccionadas para dar caza a piezas grandes tienen un mayor instinto agresivo, pues aunque han de colaborar para dar caza a la pieza, luego han de disputar quien se queda con ella. Los llamados perros de presa muestran este rasgo, aunque con educación correcta es factible “no despertar a la bestia”.

Agresividad territorial

La esencia de la agresividad territorial  se encuentra en el hecho de que el perro haya identificado a su víctima como un posible rival, que invade su territorio para arrebatarle sus privilegios.

ansiedad-por-separacion

Ansiedad por separación

No saben estar solos.

¿Tu perro se orina en casa cuando se queda solo? ¿Cuando regresas te encuentras con destrozos en tus muebles, arañazos en las puertas y todo revuelto? ¿Tus vecinos se quejan de sus continuos ladridos, pero nunca lo hace con alguien en casa? Pues en contra de la suposición de la mayoría de los propietarios que padecen estos efectos, no lo hacen para castigar nuestra marcha. Ellos son los primeros afectados, pues no es enfado lo que sufren, sino angustia. Ayudarle a superar esa ansiedad no sólo os evitará destrozos y ladridos durante vuestra ausencia, sino que aliviará a tu mejor amigo y le permitirá experimentar el relax durante todo el día.

ejemplo-anuncio

Perros con miedos y fobias.

Viviendo bajo el temor.

El miedo es una defensa natural y efectiva para la supervivencia de cualquier criatura. Les mantiene alerta y les insta a mantenerse alejado a todo aquello que les resulte desconocido. Pero los problemas aparecen cuando este miedo es exageradamente anómalo, se convierte en pánico, y más aún cuando la causa del mismo es algo habitual y cotidiano. Los adiestradores de E-dog tenemos una amplia experiencia en el tratamiento y resolución de este tipo de problemas de conducta, que requieren de una gran paciencia y sensibilidad. Los miedos más frecuentes son:

  • a las personas
  • a los estruendos
  • a los perros
  • a las alcantarillas
  • a los vehículos
  • a la calle      etc…
exceso-de-ladridos

Exceso de ladridos y conductas territoriales

Los ladridos son parte del idioma natural del perro. Lo utilizan para comunicar una gran cantidad de cosas diferentes y por lo general no ha de ser inhibido o podría ocasionar otros problemas. Sin embargo, en ocasiones algunos perros utilizan este modo de lenguaje para absolutamente todo, como resultado de un aprendizaje. Los humanos, reforzamos esta conducta, a menudo sin saberlo. Hay perros que ladran a los timbres, a las personas que pasan, a los vehículos, a la televisión, o simplemente para exigirnos salir a la calle o que les lancemos la pelota.

En E-dog Educación Canina Profesional os enseñaremos a disminuir estos ladridos y reeducar al perro en nuevas conductas menos irritantes y amenazadoras.

gestion-estres

Gestión de estrés y conductas nerviosas

Parecen estar locos.

Las estereotipias son acciones repetitivas aparentemente absurdas, que siempre tienen la misma secuencia y se manifiestan fuera de contexto. Conocidas también como conductas compulsivas, a menudo son exageradas y sostenidas, sin ningún beneficio aparente. Las más frecuentes y conocidas estereotipias  son:

  • Conducta de perseguirse la cola.
  • Lamido compulsivo que provoca Dermatitis acral.
  • Morderse los flancos de forma insistente
  • Conducta de “cazar moscas”: se concentra en un punto fijo en el que aparentemente no hay nada e intenta mordisquear el aire.
problemas-orina

Control de micciones y malos hábitos higiénicos

Hacen sus cosas donde no deben.

Un problema poco grave pero muy molesto y desagradable para los propietarios que los viven. Podemos ayudar tanto a enseñar a los cachorros a orinar en el exterior como corregir este mal hábito en animales de edad avanzada, siempre, claro está, que las fugas de excreciones no tengan un origen que deba ser tratado por el veterinario.

problemas-de-convivencia

Gestión de los problemas de adaptación y convivencia

No aceptan cambios en la unidad del hogar

Es bastante frecuente que un perro necesite ayuda para aprender a tolerar y convivir con otro perro, gato o cualquier otra mascota. También tratamos las dificultades de adaptación a un nuevo entorno en caso de cambio de domicilio.

El trabajo de modificación de conducta pasa por preparar el entorno y las presentaciones para que todo transcurra como deseamos.

2 thoughts on “Modificación de conducta canina

    1. Hola, David. Por favor, escríbenos un mail a info@adiestradorescaninos.com contándonos cual es el problema o la necesidad que tienes, indicándonos la población en la que residís y dejándonos un teléfono de contacto para poder charlar sobre el caso y poderos hacer una valoración del trabajo. Gracias por contactarnos. Y Feliz año nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *