Golfo es un cachorro de Border Collie residente en Cádiz.

Con tan solo seis meses, ya mostraba una conducta que le ponía a él y a los demás en peligro: no paraba de perseguir coches, motos, bicicletas o a cualquier persona que corriese en su presencia, con intención de rechazarlo.

Sus propietarios estaban comenzando a perder la fe en que el problema de conducta de su perro, al que tanto quieren, tuviese solución.

Pese a su corta edad, tan solo 6 meses, habían podido comprobar que la conducta no sólo no se corregía por sí misma, sino que se consolidaba y se amplificaba, llegando a un punto en el que ya no ladraba y trataba de expulsar a los vehículos o a las personas con movimientos rápidos, con el riesgo que esto supone, tanto para él como para los demás. Con el tiempo, comenzaba a comportarse de igual manera con personas que simplemente caminaban por la calle a cierta distancia de él y de su dueño.

Pero no era éste su único problema. No tenían apenas control sobre él: Si iba sujeto, tiraba mucho de la correa. Si lo soltaban, salía disparado y no regresaba. También ladraba a todos los perros que se le acercaban, y sus juegos eran muy exagerados, aceptando sólo los juegos cuando era Golfo quien pudiera dominar.

Viendo que ellos no sabían cómo corregir estos comportamientos, y conscientes de que conforme fuese creciendo sería más complicado controlarle, pidieron ayuda profesional. Ellos son el ejemplo vivo de que no todos los profesionales son especialistas en todo, y que los educadores y adiestradores caninos debemos ser honestos y sinceros a la hora de aseverar que estamos preparados para acometer ciertos casos.

Contactaron con dos adiestradores antes que con nosotros, profesionales pero no especializados en el tratamiento de la modificación de conducta canina, cuyo trabajo no dio frutos, no hubo cambios a mejor, sino al contrario, e hicieron que sus propietarios casi tirasen la toalla con Golfo, completamente frustrados.

Pero no lo hicieron. Golfo les tenía el corazón robado y lo intentaron de nuevo, contactando con nuestro compañero Joaquín Mata, miembro de E-dog Educación Canina Profesional en Cádiz, quien se puso manos a la obra con él.

El tratamiento de los problemas de conducta canina requiere de calma, optimismo y mucha programación de los pasos a dar.

Antes de comenzar ningún adiestramiento, rehabilitación o modificación de conducta es imperativo tratar de conocer a fondo cuales son los problemas, los antecedentes, los orígenes y las posibles causas de dichos comportamientos. De este modo, tras realizar numerosas preguntas a los propietarios, descubrimos que Golfo fue adoptado demasiado pronto, a los 37 días de edad (5 semanas), en vez de a las recomendadas 9 semanas.

Aunque muchos propietarios lo desconozcan (o peor aún, crean que se trate tan solo de un mito), es de vital transcendencia que el cachorro permanezca cuando menos esas 9 semanas junto a su madre, quien va a enseñarle muchas cosas en ese tiempo (a jugar correctamente, hábitos higiénicos, a quedarse solo, a superar muchos miedos, etc). Está demostrado que los perros que son separados de la madre demasiado pronto son propensos a desarrollar diferentes problemas de comportamiento, y entre ellos la hiperactividad, la hipersensibilidad y la hiperexcitabilidad (podéis leer nuestro artículo sobre la impronta y las fases de aprendizaje y socialización del perro, titulado “Educar a nuestro perro. Cuando empezar”).

Si a estos factores les sumamos el gran pulso nervioso de los Border Collie, podemos crear un perfil muy conciso de cómo es Golfo y por qué siente como siente. De este modo podemos transmitirle a sus propietarios que el perro es la primera víctima, tanto de la genética como del desconocimiento por parte de los humanos, y que no hace esas cosas por ser malo, sino por sufrir una mezcla explosiva de impulsividad genética y lagunas importantísimas en su educación materna.

Comenzamos con su tratamiento, basado en reconducir su instinto de captura hacia actividades más lúdicas, divertidas e inocuas. La gran capacidad de aprendizaje e inteligencia de este tipo de perros ayudó a que el proceso fuera más rápido y sencillo de lo que cabía esperar. A lo largo de diez sesiones de trabajo iniciamos su habituación a la presencia de vehículos, corredores y ciclistas a través del juego, logrando derivar su instinto depredador hacia una actividad concreta y bajo unas condiciones determinadas.

De esta forma, Golfo encontró que el perseguir la pelota o morder el yute eran actividades mucho más satisfactorias y le compensaban mucho más que el perseguir a coches y personas. Además, el practicar el paseo junto a una bicicleta le hizo cambiar por completo su percepción y su relación con estos vehículos de dos ruedas, pasando de atemorizarle y causarle rechazo a divertirle y ayudarle a descargar parte de toda esa energía de la que rebosa.

A partir de ahí le instruimos en un poco de obediencia básica para facilitar a la familia el poderlo sacar a pasear de una forma más cómoda y más segura. Caminar sin tirar de la correa, sentarse cuando se lo solicitan o acudir a la llamada cuando lo liberan han sido instrucciones que todos necesitaban para el desarrollo correcto y satisfactorio de los paseos.

Golfo ha absorbido todos estos cambios e instrucciones con avidez, como si estuviese esperando a que alguien como Joaquín llegase y le ayudase a él y a su familia a comprenderse y respetarse mutuamente. El propietario de Golfo aún tiene camino que recorrer para que su estabilidad sea total, pero los cimientos están puestos y ahora vuelven a disfrutar de su perro. Ahora, gozar de su relación con su perro ya es posible.

Esperamos que toda esta información te ayude a disfrutar con tu perro!

E-dog Educadores Caninos Profesionales

¡Pasión por tu perro!

Nos encanta conocer tu opinión. Si este artículo te ha servido o tienes algo que decir al respecto, puedes escribirnos un comentario debajo.

Si su perro tiene algún problema de conducta o necesita adiestramiento puede ponerse en contacto con nosotros pinchando aquí.

E-dog adiestradores caninos en Alicante, Badajoz, CádizCastellón, Córdoba, HuelvaGranada. Sevilla y Zaragoza.

Haz click para consultarnos vía Whatsapp
Enviar via WhatsApp